jueves, 3 de julio de 2014

Estoy gorda y también follo. Y me enamoro.


¡Hola chic@s! Una amiga me ha facilitado esta entrada escrita en Tumblr, me ha encantado y creo que vale la pena compartirlo con todas vosotras para que podáis leerlo.


Estoy gorda. Es un hecho. Mido 1.70 y peso 85 kilos.  Es un hecho objetivo y probable: mi índice de masa corporal es superior a la media. Estoy gorda. Y follo. Follo mucho.
En estas dos semanas me he follado a cuatro tíos distintos y tengo planes de añadir 3 más a lista esta semana que entra. No, no soy prostituta, sólo estoy soltera y de vacaciones. Y me acepto tal y como soy.
Hay algo curioso que me pasa a la hora de ligar y os lo voy a contar con toda la sinceridad del mundo, porque a estas alturas de la película la verdad es que me da bastante igual que alguien piense que soy una creída. No, queridx, no soy una creída, tengo conciencia de mi propio valor y no voy a dejar que sea este patriarcado asfixiante quien me diga cuanto valgo. Estoy gorda y soy jodidamente preciosa. Objetivamente: soy muy guapa. Lo cual tiene que ver con lo que os voy a contar a continuación:
Cuando ligo se me acercan dos clases de chicos:
  • El chico normal pero mono, esa clase de tío que se califica así mismo como un 7, un chico promedio. La clase de chico que “sabe” que no puede ligar con “chicas 10” y que SÉ QUE PIENSA al verme que soy un 7 pero que no lo sé  ”esta chica es muy guapa y la verdad es que para ser tan grande está muy buena, seguro que tiene la autoestima por los suelos, que cree que es un 3, las gorditas son más agradecidas, voy a entrarla”. Y ahí que va el muy capullo, con esos aires de “da las gracias de que te entre”, esa aureola de salvador, el polvo del rescatador, a intentar ligar conmigo ¿y qué se encuentra? A un jodido 10 que sabe que es un jodido 10 y no va a dejar que la toque un 0, porque el valor de una persona no es su aspecto físico y si desde el principio me vienes con machiruladas como poner en tu cabeza puntuaciones a la gente (que sé que lo hacéis) o convertís inmediatamente en un cero a la izquierda, por mucho que físicamente seas un modelo de Calvin Klein. Os jodéis. Ahora puedes llamarme diva y puta gorda, me sentiré más que halagada al haber roto tu ego de machimonguer y habérmelo comido. Tus lágrimas de machirulo herido revitalizan mi cutis.
Luego me entran la segunda clase de tíos, esos que me hacen sentirme pequeñita, insegura y sacan mi propia gordofobia de dentro, que me hacen replantearme si realmente no seré gilipollas profunda o simplemente una hipócrita del tamaño de Rusia:
  • El pibón: ¿qué hace semejante dios griego ligando conmigo? De hecho, ¿qué hace llamándome, buscándome y suplicándome que nos volvamos a ver? ¿qué coño me ve a mí? Pues resulta que ese pibonazo es un chico que está harto de 0 a la izquierda femeninas y se ha dado cuenta de que, efectivamente, soy un jodido 10. Y le gusto. De hecho, le encanta mi seguridad y que me llame gorda a mí misma, que me meta BigMc y Mcflurry todo seguido y no le pida perdón por no comer como un pajarito. De hecho, no le pido perdón por nada como parecen hacer tantas otras chicas inconscientemente. Y me enamoro. Y entonces llega el patriarcado, la inseguridad, los celos y al final él se va porque yo antes no era así, yo era segura y estaba orgullosa de estar gorda y me daba igual lo que me dijera la gente porque sabía que él me quería. Y la gordofobia ha vuelto a ganar.
Han pasado más de 2 años desde la última vez que la gordofobia me ganó. No va a volver a pasar, ya soy demasiado fuerte, pero ahí fuera hay chicas a las que su propia gordofobia gana cada día y a todas esas chicas quiero decirles que, como yo, sois jodidos dieces y os merecéis al pibonaco ese que os sonríe de verdad porque quiere hacerlo y no al cero a la izquierda que te dice “quizá no deberías comer tanto”. A ese le podéis dar una gran patada en el culo con mi firma.
La relación entre Rae y Finn no existe sólo en la ficción. Yo la vivo todos los días. 
-¿Por qué te gusto?-Porque sí.
Ps para los gordofóbicos a los que molo y que me dicen “tú no estás gorda, sólo eres grande”
Cago en Dios, es que no podéis admitir que estoy gorda y que soy atractiva según vuestros cánones de belleza ¿TAN SUBVERSIVO OS PARECE QUE OS PUEDA LLEGAR A PONER BURRÍSIMO UNA GORDA COMO YO?
Me han pedido fotos de mí misma para probar lo que digo. Esto es lo que hay. Ahora que nadie me venga con el “pero si tú no estás gorda” que me remito al comentario justo encima :D 
_________________________________________________________________________________




¿Qué os ha parecido? A mi me ha encantado. Y creo que es verdad, siempre dicen que nosotras las chicas gordas no podemos enamorarnos y mucho menos follar (hablando mal y pronto) pero... ¿Cuántas de nosotras no tenemos una vida sentimental/sexual plena a pesar de nuestros quilos demás?  
¿Es el amor y el sexo, una cuestión de talla? No lo creo y aquél que piensa que lo más importante en una mujer es la talla que usa, tiene un severo problema.



P.D: LA FOTO REFLEJA LO AMARGADA QUE ESTOY. XD jajajaja



3 comentarios:

  1. Yo pesando mas que tu;he ligado siempre que he querido tios super buenorros y mas normalitos.Lo que cuenta es la seguridad en ti misma y que te importe poco lo que te puedan decir.Entonces seras feliz!que folles mucho guapa!

    ResponderEliminar
  2. Felicidades por el post! Me parece muy bueno, YO te puedo decir que he perdido 32 kilitos en dos años y medios, no me privo de comer y me puedo meter muy a gustito una pizza familiar, simplemente aprendí a comer más sano y mi salud y mi vitalidad lo agradecen y mucho. No me importa demasiado el tema de ligar o no, pesando lo que pesaba antes me he ligado a tíos muy muy buenos, pero lo que no tiene precio lo a gusto que me siento conmigo misma, la vitalidad que tengo, poder comprarme la ropa que me gusta, y sobre todo conseguir algo de una manera sencilla y que todo el mundo da por imposible. Lo mejor estar a gusto con uno mismo, porque no importa como seas, puedes trabajar tu cuerpo, modificar la alimentación, pero cuando no estás a gusto con él siempre encontrarás un fallo que no entra en el cannon de belleza de turno y eso no significa que valgas menos.... por esa regla de tres nos habríamos extinguido, cada persona tiene su propio valor y ha de buscarlo por sí mismo, no esperar que sean otros los que puntúen. Consejo para tí, aunque parezca imposible, se puede controlar la gordofobia como lo llamas y sobre todo los celos, cuesta (nadie dijo que fuera fácil) pero sé que se puede. Un abrazo =)

    ResponderEliminar
  3. y que tal si dejamos de estar orgullosas de ser gordas y empezamos a simplemente llevar una vida sana?? porque ahora se ha puesto de moda el "estoy gorda y orgullosa" cuando ademas de poco atractivo es peligroso para la salud.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Sígueme por email:

¡Contacta conmigo!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

usuarios online

Visitas