lunes, 20 de octubre de 2014

Un gilipollas se balanceaba... y así hasta el infinito

¡Hola, hola! :D Este fin de semana he estado fuera y me he ausentado un poquito de la página... Para las seguidoras de facebook ya visteis algunas fotos de donde paraba, el paraíso... ANDORRA. No había visto tanto chocolate en mi vida (y a un precio irresistible) he pecado varias veces, pero bah, valía la pena... jejeje

La entrada de hoy quería dedicarla a algo que me ha tenido los últimos días "rallada" y es sobre el cuerpo precisamente, es un tema algo delicado,pero he pensado que es preciso contarlo y darle una medalla de oro al gilipollas de año a este individuo.

Pues bien, resulta que en ese ambiente maduro y adulto que es la universidad hay algunos que cansados de la dura tarea, los trabajos, las lecturas y demás, se dedican a soltar perlas y a opinar sobre las personas de la universidad y de su clase. Cabe destacar, que dichas personas no saben una mierda de ti, no te conocen, no se han parado a hablar contigo y da gracias que saben tu nombre, oh sí, saben tu nombre porque no dudan en recurrir a ti cuando faltan apuntes o tienen dudas sobre trabajos. 

Llevo 4 años en la universidad y he aguantado toda clase de cosas y nunca me he metido con nadie porqué paso del mundo en general, yo voy a mi clase con mi grupito de siempre y lo que digan los demás me lo paso por el c**o. Pues bien, dentro de este contexto de felicidad y buen rollo a alguien se le ocurrió soltar dentro de una conversación estas preciosas palabras: 

"Hay que tener estómago para acostarse con esa"

A lo que yo te respondo.. No guapo, el estómago lo tengo yo y salta a la vista. Lo que me sigo preguntando es ¿Qué tienes tú exactamente? No te conozco de nada, no he hablado contigo más que dos veces o tres y  no puedo saber cómo eres y qué tienes y que no. Tampoco me pregunto qué piensa o qué tiene tu pareja o rollito para acostarse contigo porque sinceramente me la suda lo que hagas con tu vida.  Lo que sí te digo y de todo corazón, que gracias por pedirme los apuntes las veces que lo has necesitas, que hayas hecho de tripas corazón y te hayas arriesgado a vomitar, mi novio tendrá estómago, pero tú tienes un morro que te lo pisas.


Acto seguido os diré, que gracias a la existencia de este tipo de personas, me alegro en el fondo de mi corazón estar gorda. De verdad, imaginaros, 20 quilos menos y me creería la reina, sería una puta creída que se cree con derecho de meterse con todo el mundo, una especie de reina suprema y a mi alrededor giran todos los planetas del sistema solar. Cuando eres  GORDO, RARO o DIFERENTE aprendes a ser humilde, a apreciar a las demás personas dejando de lado los prejuicios que tanto daño nos causan a nosotros mismos, aprender a amar, a querer y quererte. Y doy las gracias por ello, porqué sólo así, soy como soy y eso ningún soplapollas de turno va a cambiarlo.

El concepto de la gordura y la vida sexual parece que no puede ir unido, un gordo o una gorda no pueden follar y si lo hacen, es como si su pareja o rollito o lo que sea le esté haciendo el favor. Pero, lo que no saben, es que la gente es más allá del envoltorio, es como juzgar un libro por su portada y cuántas veces eso nos ha engañado, la portada más cutre contiene la más hermosa de las historias. Y cuánta gente habrá sido engañada al contrario... 
Yo creo que en el fondo a la gente les jode que los demás estén bien, les jode ver a un gordo feliz o un gordo que folla. Así están las cosas... es lamentable que con 21 y más años tengamos que estar todavía como si estuviera en la E.S.O. , muy triste.  He visto frutas más maduras, como buena friki que soy (que también se ha criticado) esta es mi conclusión:



Y con esto os dejo la entrada de hoy mis amores... mañana quiero hacer una entrada extra, porqué tengo algunas novedades sobre tiendas de ropa bonita y barata. Está pendiente la publicación del vídeo tutorial y esta semana en la medida de lo posible quiero colgar otro vídeo explicando las bases del concurso que estoy pensando organizar para celebrar el PRIMER ANIVERSARIO DEL BLOG. :D ¡Besazos!




1 comentario:

  1. Creo que en la mayoría del texto estoy de acuerdo,por desgracia existen personas así,que descalifican a los demas y de malas maneras simplemente por no entrar en su canon de belleza...pero tb pienso ( y conste que tb soy gordita) que a veces para valorar a las gorditas,se desvaloriza a las delgadas y me parece caer en el mismo error que ellos.Todos tenemos nuestro valor y como dice el refrán..para gustos,colores y en la variedad esta el gusto :)

    ResponderEliminar

Entradas populares

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Sígueme por email:

¡Contacta conmigo!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

usuarios online

Visitas