viernes, 30 de enero de 2015

Tess Munster, ¿Auto-aceptación o auto-engaño?

Estos días nuestra querida Tess Munster ha sido notición en todas las noticias y redes sociales por haberse convertido con su talla 54 y 120 kg's en la nueva imagen de la firma de moda MILK MANAGEMENT, todo un logro y un reto para ella misma que empezó su carrera como modelo colgando fotos suyas con todo tipo de ropas, peinados y poses.

El movimiento “curvy” para la aceptación de todas las tallas siempre ha sido muy criticado por algunos sectores o grupos sociales que se niegan a reconocer que existe belleza más allá de sus estándares y la 90-60-90. A sus defensoras siempre se nos ha tachado de promover hábitos poco saludables para las personas y promover la obesidad. Se nos ha llamado de todo y más por creer que aceptar nuestro cuerpo gordo es belleza, que estamos locas de remate si pensamos que vamos a gustar a los demás así y muchas más perlas encaminadas a un mismo fin: hacernos callar.

Entorno a este tema, el otro día se publicó un artículo en un foro femenino hablando del gran problema de las mujeres gordas de hoy en día, explicando que se nos han subido los humos a la cabeza haciendo públicas fotos mostrando nuestros cuerpos con el lema “auto-aceptación”, sobre todo fue criticada de manera muy dura Tess Munster, la modelo XL que ya dedicamos un post hace tiempo.  Se decía que a través de sus fotos y publicaciones lo que realmente se interpretaba era una falta de confianza en sí misma y el deseo inconsciente de querer obviar un problema muy grave, como se supone que es su sobrepeso.
Esto leído así me hizo mucha gracia, porque todos los focos y críticas están puestos en nosotras, las gordas sinvergüenzas que queremos transmitir un mensaje para promover un cambio en la mentalidad de la sociedad en la que vivimos, sin embargo, las mujeres tan perfectas que nos muestran en la televisión, pasarelas y publicidad,  no hacen daño a nadie, por eso las enfermedades de carácter alimentario no van en aumento… Oh, wait…
Les cuesta demasiado reconocer (o quizás entender) que nuestro mensaje no es “COME COMPULSIVAMENTE Y REBÉLATE”, si no “QUIÉRETE A TI MISMA, SEAS COMO SEAS Y AMA MUCHO TU CUERPO”. Una educación basada en el respeto hacia uno mismo evitaría enfermedades tales como anorexia o bulimia.
Entonces, ¿quiénes son los que se engañan? ¿Ellos con sus cánones de belleza imposibles y superficiales o nosotras que aceptamos nuestras imperfecciones? Aunque su objetivo sea hacernos callar, dejarnos en un segundo plano haciendo creer que somos las gordas malas del cuento, no lo van a lograr. ¡Aquí se lucha hasta el final!

Podréis encontrar este mismo artículo  y muchos más publicado en: http://modelyourcurves.com/?p=1193

0 comentarios:

Entradas populares

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Sígueme por email:

¡Contacta conmigo!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

usuarios online

Visitas