martes, 27 de octubre de 2015

No soy perfecto, soy REAL.

Esta entrada no va dedicada a ninguna talla en especial, ni a un rango de edad, ideología o género. Este escrito lo dedico a todo ser viviente que en algún momento de su vida ha dudado de sí mismo, se ha odiado y ha deseado ser alguien totalmente distinto.Este escrito te lo dedico a tí, que quizás me leas cada día (o no), pero que por algún momento te has cruzado en mi camino y estás aquí: 



Me quejo de los demás porqué no confían en mí, cuando soy la primera que dudo de mi isma cada dos por tres. Confieso que me escondo muchas veces tras una sombra porque no soy de las que le gusta llamar la atención de los demás, tengo miedo de enfrentarme al mundo y es normal, ni siquiera tengo la valentía de enfrentarme a mi misma.

Mierda de quilos demás, odio mi cuerpo cuando me ha regalado mis mejores momentos, amar por primera vez, sentir el tacto de una caricia, el frío de la soledad y el calor de los besos. 

Odio mi cuerop y eso que siempre ha estado conmigo y es de los pocos que nunca me abandonaron, odio sus estrias, y odio sus miles pliegues... Y creo que él tambien me odia porqué cree que no le merezco y quizás tenga razón.

Me trata de enseñar ue la vida es corta como para estar sufriendo, incluso intenta taparme los oídos para callar las voces de los demás, me cierra los ojos para que no vea las miradas y me empuja a tirarme al vacío para que empiece a vivir.
¿Qué injusto es entonces que te odie, verdad?  Qué injusta soy cuando te miro al espejo y lloro, cuando desearía tener otro cuerpo, cuando te maldigo mil veces por no ser como yo quisiera que fueras.

Qué injusta soy contigo que a pesar de todo siempre has estado conmigo.




0 comentarios:

Entradas populares

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Sígueme por email:

¡Contacta conmigo!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

usuarios online

Visitas