domingo, 30 de noviembre de 2014

La otra cara de la solidaridad

¡Buenos días, buenos días! La entrada de hoy no tiene mucho que ver con las curvas y la moda, pero creo que es un tema importante para todos nosotros dada la situación económica que muchas personas están sufriendo y estamos sufriendo todos de alguna manera.
El viernes 28 y el sábado 29 se ha llevado a cabo en toda ESPAÑA la gran recogida de alimentos para los bancos de alimentos de las diferentes comunidades autónomas, el objetivo principal era conseguir que las personas colaboraran y cedieran parte de los alimentos comprados para que pudieran llegar a todas esas personas que, aprovechando las fechas navideñas próximas, puedan beneficiarse de ellos.

Ya es el tercer año que participo y la verdad es una experiencia que hay que hacer, ya sabéis que me gusta todo el tema de ayudas a las personas, es a lo que me quiero dedicar aunque sea desde el ámbito de la justicia penal y la asistencia social.




Muchas personas pensarán oh que solidarias son las grandes marcas cediendo su espacio para que se realice la recogida de alimentos (y sí , en parte es cierto) pero si de algo te das cuenta es que en realidad son los primeros que sacan beneficios de ello, todos los alimentos que se donan son comprados en su gran mayoría en el centro dónde se sitúan todos los puntos de recogida de alimentos, por lo que en realidad el favor se lo están haciendo a ellos mismos.  Es como una doble moral de solidaridad, eres solidario con las empresas de mercado comercial y al mismo tiempo con los más desfavorecidos, así que aquí, no todo es tan bonito como lo parece.

En segundo lugar y esto sí que quiero remarcarlo porqué a veces las personas tienen interiorizado que quien más da es mejor que los demás y esto no siempre es así, esto también ocurre en el tema de la solidaridad. Me explico, al supermercado acudían todo tipo de personas (cuando digo todo tipo me refiero a la capacidad económica), había mujeres superarregladas que venían con carros llenos de comida y después  personas que ya notabas el origen humilde, que venían y te traían 2 o 3 cositas, a veces incluso un único paquete y se sentían mal por ello, por no poder dar más. 

Yo sinceramente valoro el esfuerzo de ambas y agradezco por igual, pero sí que es cierto que tiene mucho más mérito las personas que tienen poco y aún así dan, que aquellos que tienen mucho y gastarse 10-15 euros no les supone ningún cambio o esfuerzo.
Recuerdo que el año pasado, vino a mí una mujer mayor explicándome que no podía donar, que se había quedado viuda y a penas tenía dinero para comer ella y su hijo que se había quedado en el paro, aún así, al salir del supermercado se acercó a darme un paquete de arroz, me emocionó, se me contrajo todo músculo... Sí, es un paquete arroz frente a los 20 que podrá haber traído otros, pero para mí el valor del gesto, prevalece en la primera.

Este año, nos tocó en mi barrio, un barrio obrero de clase media-baja y aún así teníamos 12 cajas llenas y en cuatro horas de mi turno, se llenaron unas 3-4 ¡ES UNA BARBARIDAD! Y el año pasado, me tocó en un barrio más "pijito", cerca del centro y no llegamos a llenar una caja en mi turno...  Esto hace que pensar, quizás los que más concienciados con la pobreza sean los mismos pobres que le temen más a ella, que no saben si al año siguiente serán ellos mismos los que tendrán que estar pidiendo comida, por eso es por lo que valoro más el paquete de arroz frente al carro lleno de alimentos.  Llamadme tonta, lo que queráis, pero.. es cierto.


En fin, era una reflexión que quería compartir con todos vosotros, además de invitaros a participar en la recogida de alimentos en los próximos años, son 4 horitas intensas dedicando esfuerzo, pero valen la pena, la satisfacción personal y el saber que esas horitas de trabajo invertidas, irán destinadas a alguien que lamentablemente no está pasando por un buen momento económico. 


¡Feliz Domingo preciosas! La entrada de mañana quiero dedicarla a la aplicación ADD WISH, para que podáis hacer vuestra lista de deseos de cara a estas Navidades =) ¡Yo publicaré la mía, muwahaha!.


Besos :P






5 comentarios:

  1. Hola guapa. Mis más sinceras felicitaciones. Es de admirar a todas esas personas, como tú, que os ponéis a disposición de los más necesitados.
    Yo he sido, y soy voluntaria y colaboradora en muchos campos y desde hace mucho tiempo, y la satisfacción que aporta ayudar a quién lo necesita es infinita.
    Me instalo en tu blog como seguidora, y de nuevo felicitarte por tu labor de voluntariado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reflexión. Yo llevo dándome cuenta de ello mucho tiempo y la verdad es que creo que los que tienen no se creen la crisis e incluso llaman vagos a los parados. Creo que ayudar con lo que se puede, cada uno dentro de sus posibilidades es lo más bonito del ser humano.

    ResponderEliminar
  3. Te felicito por tu gran gestión ya que es mejor dar que recibir. En mi país, Puerto Rico, trato de ayudar a los niños de Haití. Dtb.

    ResponderEliminar
  4. Yo participé el año pasado y me encantó la experiencia.
    Vengo a decirte que te he nominado a los premios Liebster Award, pásate por mi blog.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Te felicito por formar parte de hacer la diferencia y compartirlas. Aca en Puerto Rico me dedico junto a mi hermana a ayudar a Haiti.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Sígueme por email:

¡Contacta conmigo!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

usuarios online

Visitas