martes, 24 de marzo de 2015

Soy mujer, somos mujeres.

En los últimos días se ha cuestionado demasiado el tema de "Hacer deporte" y ser defensora curvy y me está empezando a tocar la fibra porqué ambos conceptos no son excluyentes y esto deberían entenderlo todos.

Nos quejamos de que no nos aceptan y resulta que más de una hacemos lo mismo con los demás, Oh es una defensora de las curvas pero hace deporte, es una hipócrita. No señoras, NO. Las defensoras de las curvas somos personas normales que hacen vida como los demás mortales del mundo, ya seamos modelos, blogger, diseñadoras, escritoras, pintoras o lo que sea. Dentro de este día a día, hacemos actividades como los demás, desde levantarte temprano por las mañanas e ir a estudiar/trabajar hasta ir al gimnasio o a caminar con las amigas.

Yo no he sido nunca fiel devota del deporte, pero tengo que decir que desde que voy dos horillas a pegar saltos, me siento mejor, me siento con más energía y me canso menos cuando tengo que ir andando de un lado a otro de la ciudad. YO NO IMPONGO MI ESTILO DE VIDA, no soy un modelo a seguir, ni mucho menos.

Tengo mis días de atracones, en los que me como hasta los pomos de las puertas, los días en los que no me entra ni una migaja de pan, otros en los que me creo MISS ESPAÑA y soy la mujer más sexy del planeta y al día siguiente soy la prima fea de los orcos de Mordor. SOY MUJER como todas las demás y sé lo que es tener la autoestima por los suelos, mirarse al espejo y que te entren ganas de reventarlo con lo primero que tienes a manos. 

LA AUTOESTIMA NO DEPENDE DE LA TALLA NI DEL PESO. Y creo que esto es algo que he ido machacando y recalcando en más de una ocasión, que hay mujeres con una talla 36 con los mismos complejos o incluso más, pero desde el otro lado de la balanza. 

Y me revienta que algunas de vosotras, sabiendo lo que es sentirse excluido, me tachéis de "Anoréxica"... vamos a ver, que peso 90 kg, que quizás puedo parecer físicamente más delgada, pero no, mi IMC marca un sobrepeso rozando la obesidad, porqué soy un retaco de metro sesenta y seis. 

Y sé que no tendría que dar explicaciones, pero quiero hacerlo ya no por mí, si no por las demás, porqué tenemos que reflexionar antes de decir las cosas, porqué quizás otra persona no se lo tome con filosofía y esto lo he visto en algunos grupos. SOMOS MUJERES TODAS, NO HAY QUE HACER SENTIR MAL A NADIE, en este aspecto pido perdón por si mis entradas se interpretan como un ataque a las delgadas, NO, al contrario, quiero aceptación para todas, pero sí es cierto que una talla 38 siempre lo tendrá más fácil que nosotras, por eso no me centro tanto en ese aspecto.

Resumiendo, ser curvy y llevar una vida o intentar llevar una "vida sana" (entendiendo por sana cuidar la alimentación y hacer ejercicio) es compatible. Y seguro que hay muchas mujeres del blog, que comen sano, que se cuidan sin renunciar a disfrutar la vida (entendiendo por dietas estrictas, deporte excesivo, medicación para adelgazar etc).


1 comentario:

  1. La clave es justamente lo que has dicho: no hay que hacer sentir mal a nadie. Será por las fechas, que el inicio de la primavera nos hace reflexionar sobre los mismos temas, porque acabamos de escribir un artículo diciendo prácticamente lo mismo :)

    Éste es: http://xlady.co/mundo-xl/mi-obesidad-problema-mio/

    Creo que es importante insistir en que no intentamos imponer estilos de vida ni reivindicar la obesidad, sino que la cosa va de aceptación y respeto.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Sígueme por email:

¡Contacta conmigo!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

usuarios online

Visitas