lunes, 15 de febrero de 2016

Un escalofriante testimonio:¿Quién se reiría de la secuela de una operación?

Me encantaría deciros buenos días pero no puedo decirlo, son las 3 de la mañana y me he topado con esta historia que no he podido evitar escribir, compartir con todos vosotros.

Quizás no se tendrían que dar tanto bombo a gentuza como la que os explicaré a continuación, pero no lo hago por ellos, lo hago por la persona en cuestión involucrada, porqué creo que se merece que se explique su historia. 

Para poneros en situación, vamos a echar un vistazo al pasado.

Chica de 22 años diagnosticada de obesidad mórbida de tercer, con 118 kg y 1.53 cm, con grave riesgo para su salud debido a que la grasa estaba obstruyendo su hígado. Pese a ser "jovencita" tomó la difícil decisión de someterse a una operación de reducción de estómago, no por temas estéticos, si no por temas de salud. 
Amigos y familiares se opusieron, la operación tenía un gran riesgo para su vida, pero ella decidió seguir adelante. 

Obviamente toda operación de este calibre y el cambio que supone en la persona tiene ciertas secuelas psíquicas en la persona. A veces porqué les cuesta asimilar la gran pérdida de peso y otras veces (la gran mayoría) por cómo queda el cuerpo. En este caso, CARLA, nuestra chica, tenía los muslos, los pechos, la barriga y brazos caídos, al vaciarse y no dar tiempo a la piel volver a su sitio se quedaron "colgajo" y eso a ella le supuso un gran complejo.

Imaginaos, operarte con la ilusión de cambiar tu cuerpo y ver que los resultados no son los que esperabas y que te dejan psíquicamente destrozada. Gracias a su padre que se movió y buscó ayuda, pudo operarse en la Seguridad Social del abdomen, pero la parte de los muslos debido a su complexión y características físicas la operación no era viable. Justo donde se cose para reconstruir la pierna podría abrirse y producir un desgarro en la vagina. 

El complejo sigue, se acepta a medias, las piernas siguen siendo un tormento y eso la lleva a no ponerse pantalones cortos ni faldas, ropa muy ancha, de color negro para que no se noten los bultos. Gracias al apoyo familiar, de los amigos y de su actual pareja consigue salir de esa depresión, empieza a mirarse con otros ojos, a aceptar su cuerpo. 

- - - - - - - - -  ¿Después de leer todo esto, sería alguien capaz de reírse de ello? Vosotros que no la conocéis, no habéis vivido su complejo, no habéis vivido su situación y sin embargo leer esto os habrá puesto la piel de gallina. 
¿Sería alguien capaz de reírse de la secuela de una operación tan delicada? Sería como reírse del pecho de una mujer que ha sido operada de cáncer, o reírse de los ojos de alguien que se quedó ciego.... Pues alguien hubo, quien menos ella se esperaba, una amiga (o eso creía ella) - - - - - - - - - - -

Una amiga, que no diremos su nombre para no darle "bombo" ni promocionarla y también para no hacer lo que hizo ella, desprestigiar a nadie. 
Esta amiga, gordita también, invitó a Carla a su casa para que se probara una ropa que le iba a regalar, Carla que tanto le había costado aceptarse, que tanto le costaba mostrar su cuerpo, confió en esa amiga y se quitó la ropa delante de ella. Ya sabéis lo duro que es para nosotras a veces dar ese paso, cuando existen complejos de por medio, cada pequeño paso se hace un mundo, pero confiamos a la otra persona nuestra desnudez.

Tiempo después, la "amiga" pasó a otra chica, que llamaremos María una foto del antes y después que Carla tiene en su instagram. María, amiga también de Carla y conociendo la lucha que tuvo que afrontar, exclamó inocente - ¡Qué cambio ha dado Carla, impresionante! ¿Porqué no te operas tú también?- A lo que nuestra amiga contesta, Ay por Dios que Asco, que asco da el cuerpo que le ha quedado, yo la vi y le quedaron los muslos que dan pena, me da asco su cuerpo.


Llegados a este punto, como bien dice Carla, ¿Qué da mas asco, su cuerpo secuela de una operación o alguien que es capaz de reírse de ello? 

A lo que yo añado, CÓMO PUEDE SER, QUE UNA PERSONA GORDA, Que conoce lo difícil que es el mundo de los complejos, que lo ha vivido ella en PRIMERA PERSONA es capaz de soltar estos comentarios tan hirientes como si nada. 
Es peor, diré más COMO UN SER HUMANO puede hacer mofa de una situación como esta? 

Yo no entiendo a qué limites estamos llegando, no entiendo a dónde va a parar el mundo. Y con esta entrada que conste que no quiero provocar pena en la gente, que las personas dejen de reírse de los demás por pena. NO, POR EMPATIA, porqué antes de hablar han de pensar o reflexionar sobre lo que podría sentir la otra persona. O ES MÁS, QUE SENTIRÍA UNO MISMO SI ALGUIEN LES HICIERA LO MISMO.

Yo he querido compartir con vosotros esta historia, porqué está relacionada al 100% con la temática que tocamos siempre en el blog, porqué ACEPTARSE no es fácil y menos si tienes gente a tu alrededor que no duda en hundirte, en usar tus debilidades para "atacarte".
La chica en cuestión, CARLA, ahora tiene un canal de Youtube y habla de belleza, podéis seguirla si os apetece en sus redes sociales:

  • YOUTUBE:
  • INSTAGRAM:
  • SNAPCHAT:

0 comentarios:

Entradas populares

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Sígueme por email:

¡Contacta conmigo!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

usuarios online

Visitas