domingo, 23 de febrero de 2014

Que no nos engañen, que nos digan la verdad.

Buenos días a todos, zombie al aparato, dígame. Hoy me ha costado horrores levantarme, qué duro es esto de madrugar... jejeje Como os dije el otro día, la entrada de hoy trata sobre las dietas "milagrosas"  y sobre el testimonio enviado por una chica de Pamplona.

Hola, he pensado que en un blog que reivindica los engaños y la manipulación de la sociedad no podían faltar las dietas milagros. ¿No estáis cansadas de encender la televisión y que en todos los canales intentan vender productos adelgazantes como si se tratara de agua bendita? Yo sí y mas desde cuando fui la primera en caer redonda en los engaños estos. Me compré por internet un libro de dietas que llevaban anunciando desde tiempo y varias amigas mías lo habían probado y habían perdido peso muy rápido. Nunca he sido de seguir dietas, me canso enseguida y más cuando empiezo a no ver los resultados esperados, pues bien, perdí 35 quilos en menos de 6 meses con esta dieta, pasé de pesar 105 kg a casi 70... Estaba super contenta y muy orgullosa de mi esfuerzo. Pues bien, a la que terminé la dieta, me fui a revisar al médico y adivinad... TENÍA FALTA DE VITAMINAS Y HIERRO y lo peor... es que no sirvió para nada, volví a engordar en cuanto me descuidé y ahora peso casi lo mismo. Es muy frustrante que jueguen así con los complejos de las personas y te vendan un producto que sí, te hace perder peso, pero a la que te descuidas.. otra vez y lo peor es que te deja secuelas. ¿Qué opinas? Espero tu próxima entrada, enhorabuena por el blog.

Antes de nada, gracias a ti por aportar información y tu testimonio y.. ¡aquí tienes la entrada!. Y sí, estoy muy de acuerdo contigo, son las llamadas dietas yo-yo porque tal como bajas de peso, lo recuperas. Todas creo que hemos hecho ese tipo de dietas una vez en la vida y sí, yo también me he llevado la decepción al ver que después del esfuerzo que supone, cuando te descuidas, zas.

Creo que fue en cuarto de la E.S.O. que fui a una nutricionista y estuve unos 5 meses a dieta, cuando la empecé pesaba 93 kg y acabé la dieta con unos 70-71 kg. Sí, estaba muy orgullosa de mí y de lo que había conseguido. Cuando empecé a comer con normalidad, empecé a notar que después de cada comida unos dolores bestiales en el estómago, a veces, comía nada y menos con tal de no tener esos dolores de barriga.

Y es que todas estas dietas que prometen una pérdida tan rápida de peso si se prolongan en el tiempo pueden provocar desequilibrio nutricionales. Y en el peor de los casos, problemas de salud más serios, como se demostró con la famosa Dieta Dunkan, que tuvo tanto éxito y luego resultó ser muy dañina para la salud. 
No se trata de dejar de comer sino de aprender a comer bien y para ello se ha de consultar un buen médico y especialista en nutrición que nos enseñe a cambiar nuestros hábitos por unos de saludables y sobretodo a complementar la dieta con ejercicio. Este es mi consejo como chica gordita que no busca promover la obesidad ni ningún tipo de conducta insaludable. (Contestando al mensaje que me dejaron en las primeras entradas).

Cabe decir y ésto si que es verdad, es que se aprovechan mucho de los complejos de las personas y que hay una gran industria que juega con los complejos y la auto-estima de las personas, que nos hacen sentir mal con nosotras mismas y parece que nos estén recordando todo el día lo "gordas" que estamos. 
El otro día, buscando material para el blog encontré esta foto y me llamó mucho la atención:


Cuántas de nosotras nos hemos sentido así delante del escaparate de cualquier tienda, cuántas veces nos hemos sentido pequeñas, insignificantes, tan diferentes a los demás y todo porque la sociedad y la gran mayoría de los que forman parte de ella se empeñan a defender unos ideales que no se corresponden a la realidad.
Todo esto no hace más que afirmar la hipocresía que existe. Recuerdo que en clase de Psicología Social nos mostraron un anuncio de sujetadores que es más de lo mismo, "No sé cocinar, ¿A caso importa?" Con esto no quiero decir que la mujer que no sabe cocinar no es mujer, no van por ahí los tiros, lo que quiero decir, es que parece que el anuncio diga "Estoy buena, todo lo demás no importa". Y más o menos, lamentablemente es el ideal que se intenta inculcar hoy en día, no importa como seas por dentro, no importan los sentimientos, lo que importa que es estés buena. Y así vamos, cada día más mujeres acomplejadas en búsqueda de la perfección que obviamente, no existe.

Imagen extraída de internet


2 comentarios:

  1. Alucino con el anuncio del sujetador...además no sólo vende un ideal de belleza, sino que es machista

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y como esos.. Hay de muchisimos peores... Vi uno, que salían las piernas de una mujer así cruzadas y delante las de un hombre. En la siguiente imagen las mismas piernas pero abiertas y el hombre con una joya en la mano. Como queriendo decir, a las mujeres regalales joyas que te darán de todo y mas. Muy lamentable.

      Eliminar

Entradas populares

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Sígueme por email:

¡Contacta conmigo!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

usuarios online

Visitas