jueves, 16 de enero de 2014

No hay que dejarse desanimar

Os contaré una anécdota que me pasó hace unas semanas nada más empezar las rebajas. Entré en la tienda de ropa interior Tezenis para comprar un par de sujetadores a buen precio (Me duele dejarme 20 euros en un sujetador por muy bonito que sea, lo siento).
Me acerco a la estantería dividida por tallas y veo que al lado del cartelito de 100 habían a lo sumo diez sujetadores y todos ellos de éstos básicos. Con algo de decepción, empiezo a buscar con la esperanza de encontrar alguno que valiera la pena comprar, se acerca la dependienta, muy mona ella y me pregunta – Hola, ¿puedo ayudarte en algo? ¿Buscas alguna talla en concreto?- a lo que yo contesto – Sí, buscaba la 100- y la chica sin cortarse ni un pelo me mira con mala cara y contesta - Lo siento cariño, ese tipo de sujetador no los vendemos-.

¿“Ese tipo de sujetador”? ¿Es que acaso estaba pidiendo un sujetador que de los buenos días y las buenas noches? Me marché muy indignada, me sentó muy mal la contestación de la dependienta. Nada más llegar a casa, compartí lo sucedido con mis amigas del grupo Curvy de Facebook y me di cuenta, que no soy la única a la que le ocurren este tipo de cosas, que todas en algún momento hemos topado con gente así de estúpida (y perdonad el insulto).
Es normal que algunas tengamos hasta pánico de ir a las tiendas y nos de vergüenza preguntar por según que tallas, pues no, ERROR.

Que en las tiendas convencionales no se distribuyan tallas grandes no quiere decir que no podamos encontrar sujetadores bonitos de nuestra talla. Os dejo a continuación algunos links por si quereis echarle un vistazo, son tiendas online que tienen ropa interior a muy buen precio y con todos modelos, colores y tallas:




Decir que, al final encontré los benditos sujetadores talla 100. Me compré tres, dos en el C&A por 12 euros y uno en el H&M por 5 euros. ¡Aprovechad las rebajas! En la próxima entrada, os enseñaré lo que me he comprado en las rebajas, a ver que os parece.



Moraleja de la entrada de hoy: Que sea difícil, no quiere decir que sea imposible. Esta frase me viene como anillo al dedo. Que a veces sea difícil y parezca imposible encontrar nuestra talla, no hay que rendirse  ni dejaros desanimar, porque  cuando menos te lo esperas, aparece de la nada tu talla de sujetador. (sujetador, pantalón, camiseta, lo que sea).

0 comentarios:

Entradas populares

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Sígueme por email:

¡Contacta conmigo!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

usuarios online

Visitas